La adaptación del Ave María de Vavilov por Las Cigarreras

Si bien es cierto que siempre me he mostrado partidario de defender la marcha procesional propia frente a la adaptación, cuando ésta se hace con gusto es imposible reprochar nada. Como en años anteriores he puesto las grabaciones de las magníficas adaptaciones de La Estrella de Dos Hermanas, este año me he dado el gustazo de poner algo, aunque archiconocido,  no menos hermoso.

La última versión de esta estupenda adaptación ha sido realizada por Dionisio Buñuel y Rafael Vázquez en 2016.

Suena Las Cigarreras:

 

 

 

La Virgen de los Desamparados, de Cristóbal López Gándara

Imagínense que a un compositor le gusta la Semana Santa. Imagínense que le gusta Manuel López Farfán. Sigan imaginando y ahora piensen que le encargan una marcha “que sea muy años 20″.

Pues de todo eso resulta “La Virgen de los Desamparados” de Cristóbal López Gándara. Enhorabuena a la Hermandad de San Esteban por esta destacadísima marcha.

Disfrútenla.

Las dos ftotografías del palio en la calle han sido cedidas por el farfaniano hermano de la corporación José Manuel Castroviejo.

Virgen de la Soledad, de Pedro Gámez Laserna

La relación entre Bandas y Hermandades siempre ha sido excusa perfecta para la creación de marchas procesionales. Cuando a ello le unimos la amistad de un compositor con otro artista, los frutos suelen ser originales e inspirados. Es el caso de la marcha que nos ocupa.

En 1973 Pedro Gámez Laserna compuso su Virgen de la Soledad a raíz de la relación de su antigua Banda del Soria 9 con la Hermandad de Santiago de Castilleja de la Cuesta. A su vez, Gámez era amigo de un saetero de la localidad y cofrade de la corporación, Luis Cabrera, quien le inspiró para realizar la bella saetilla del trío de la marcha. Años antes ya había servido al maestro en El Cachorro (Saeta Sevillana).

En 2005, las partituras de esta marcha fueron entregadas a la Hermandad a iniciativa del cofrade egabrense Mateo Olaya, quien se puso en contacto con familiares del autor para recuperar esta obra del cajón.

Disfruten, pues, con Virgen de la Soledad: